martes, 28 de marzo de 2017

Altas y Actualización de datos de hermanos de la Cofradía


Alta y Actualización de Datos de Hermanos de la Cofradía.

Desde la Junta Directiva, y habiéndolo aprobado en la último cabildo, se pretende actualizar los datos de los hermanos de la hermandad y crear una ficha para el alta de los nuevos hermanos de la cofradía.

Informando que durante los diferentes actos que se realizarán en la hermandad, así como durante el periodo de entrega de túnicas y de tallas de portadores. Como también lo podrán realizar el Domingo de Resurrección.

Dejando la opción de descargaros el archivo pdf del siguiente enlace para que podáis rellenarlo en casa y dejarlo en el buzón de la hermandad.

 Os dejamos a demás una imagen del formato original para el Alta y Modificación de datos, por si os fuese de interés.



Aprovechando la ocasión, para pediros que nos facilitéis todas las fotografías que tengáis de la hermandad o de vosotros vestidos de hermanos, para el archivo de la hermandad, y para colocarlas en la casa hermandad como hay muchas otras.

Y por supuesto os invitamos a participar en vuestra hermandad durante la celebración de la Semana Santa.


sábado, 25 de marzo de 2017

Anuncio VI Concurso de Repostería Tradicional de Semana Santa


Anuncio del VI Concurso de Repostería Tradicional de Semana Santa.

Volvemos otra vez a la carga con el Concurso de Repostería de Semana Santa.... y os  digo esto por que después de algún año aburridillo, el año pasado se volvieron a presentar bastantes concursantes al mismo, os pedimos participación, ya que como siempre os hemos manifestado no es un evento donde la hermandad reciba un ingreso económico ya que prácticamente no se recauda nada, pero si intentamos preservar  en la medida de nuestras posibilidades que nuestros vecin@s, sigan con la tradición de reunirse haciendo dulces o en este caso degustandolos en este concurso.

Momentos para recordar aquellas anecdotas que a casi tod@s os pasaba haciendo las tradicionales magdalenas, y que por desgracia cada año se hacen menos. Esperemos que esa tendencia cambie y los dulces tradicionales vuelva a estar encima de las mesas de nuestro pueblo durante la cuaresma.

Así os animamos a participar, que es gratis, que no cuesta nada, y que pasareis una buena tarde seguro, y lo importante no es ganar es participar, compartir chascarrillos de siempre, de como se hacían los dulces antes en cada casa, de recordar familiares que ya por desgracia no están y celebraban la cuaresma por los dulces. Así que ya sabéis no podéis faltar, apuntaros y participad y después a comérselos que están todos riquísimos.

Lo celebraremos el día 8 de Abril, a las 17.30 horas, con la oportunidad de degustar dulces tradicionales de estas fechas, como son magdalenas, piononos, tortas de aceite, pestiños, suspiros, etc… y además les ofrecemos un delicioso chocolate o un buen café por el simbólico donativo de 1€.


Cartel anunciador del concurso.


A continuación os dejamos las bases del concurso, así como los premios:

Candidatos: Podrán participar todos los vecin@s de nuestra localidad que lo deseen, así como cualquier visitante, preparando un dulce hecho artesanalmente y que sea tradicional de la Semana Santa, como por ejemplo: piononos, rosquillos, empanadillas, magdalenas, pestiños, suspiros, etc….
Este concurso de cocina está dirigido al público en general siempre que sean mayores de dieciocho años y que no sean profesionales de la repostería o restauración; en cualquier momento o fase del concurso el jurado podrá requerir a cualquiera de los concursantes certificado de vida laboral que acredite su no profesionalidad

Inscripción: La inscripción será gratuita.
Se realizará rellenando la solicitud de participación, donde deberá indicar sus datos y los dulces con los que desea concursar (se admitirán hasta tres por concursante),  y se pide que voluntariamente (no es obligatorio) se  adjunten las recetas, para ser editadas por la hermandad en un libro  de recetas tradicionales de Sierra de Yeguas a beneficio de dicha hermandad, por ello el autor/a no podrá requerir beneficio económico alguno.
Se podrá realizar en la 
-      Recepción del Ayuntamiento de Sierra de Yeguas todos los días.
-      Casa hermandad de Ntro. Padre Jesús de la Humildad hasta las 17.30  horas del día del concurso.
Siendo el último día de inscripción el viernes, 8 de Abril hasta las 17.30h.

Organización: El comité organizador está formado por la directiva de la Hermandad de Nstro. Padre Jesús de la Humildad.

Jurado. Los miembros del Jurado serán designados por la Hermandad de Nstro Padre Jesús de la Humildad.

Criterios de Valoración. La decisión del Jurado se basará en criterios de calidad, gusto, sabor y presentación. El premio podrá ser declarado desierto si los dulces presentados carecen de una calidad aceptable. La decisión del Jurado será inapelable.

Premios: 
Primer premio:      “Cena en un restaurante local”, ofrecida por cortesía de “Asociación Serrana de Hosteleria”. Para dos personas.
Segundo premio:    1 botella de aceite (5 lts), ofrecida por cortesía de Aceites de Sierra de Yeguas SCA.
Tercer premio:       Tres botellas de vino, ofrecida por cortesía de Distribuciones Narbona Solís SL.

Concurso. El concurso tendrá lugar el día 8 de Abril de 2017 en la Casa Hermandad de Nstro.  Padre Jesús de la Humildad.
Los participantes deberán entregar el dulce hecho entre las 16.30 y las 17.30 del día del concurso en la referida Casa Hermandad.
Los participantes deberán entregar a la organización el equivalente a 15 raciones de cada dulce presentado.
A cada participante se le asignará un número, el cual se plasmará en los platos, para ocultar quien ha elaborado cada uno de ellos.
El fallo del Jurado se dará a conocer el mismo día 8 de Abril en el mismo lugar sobre las 18.00 h, y se procederá a la entrega de premios, para ello los premiados deberán de estar en la casa hermandad en ese momento.

Aceptación de las bases y difusión:
El hecho de participar en el concurso supone la aceptación expresa de las presentes bases y del fallo de Jurado. Cualquier incidencia no prevista en las bases será resuelta por el Jurado, sin que contra su decisión proceda reclamación alguna, además la organización del concurso se reserva el derecho a modificar el presente reglamento.
La organización se reserva el derecho de la difusión de las recetas y fotografías de platos y concursantes, que podrán ser utilizados con fines comerciales para la obtención de donativos para la hermandad.
La organización, si lo estima oportuno, podrá suspender el concurso comunicándolo con antelación a cada participante.

Los asistentes al acto podrán degustar los dulces presentados a concurso una vez conocido los tres premiados ya que los dulces, una vez entregados a la organización, pasarán a ser propiedad de la misma, reservándose para la degustación gratuita de todos los asistentes, solo se pedirá un donativo por el chocolate o el café que tomarán.

Nota: Para cualquier aclaración los participantes podrán dirigirse a la Directiva de la Hermandad de la Humildad o a los teléfonos 625.66.05.58 o 654.64.22.23 / humildadsy@gmail.com

Y nos despedimos, no sin antes aprovechar este medio para agradecerles a todos los colaboradores:
            Ayuntamiento de Sierra de Yeguas
            Asociación Serrana de Hostería
            Aceites Sierra de Yeguas
            Distribuciones Narbona Solís
             Seguros Bilbao - Agente: Luis David del Pozo 
 su implicación desinteresada en este evento desde que comenzamos a organizarlo, así como a todos los voluntarios que lo hacen posible: jurados, camareros, etc… y como no a los participantes de las anteriores ediciones. 

miércoles, 22 de marzo de 2017

Pregón de la Semana Santa Sierra de Yeguas 2013



Pregón Semana Santa Sierra de Yeguas 2.013


Este acto fue organizado y presentado por la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, y el encargado de hacerlo fue un hermano cofrade de esta hermandad, anteriormente componente de la Junta de Gobierno de la misma, D. Eloy Martín Bernal, en la Parroquia Inmaculada Concepción de nuestra localidad, el día 23 de Febrero de 2.013.


Salutación/Saludos y Agradecimientos

Señor Párroco, autoridades, Hermanos Cofrades y juntas directivas de todas las hermandades, familia y amigos todos.

Buenas Noches

En primer lugar, mi más sincero agradecimiento a la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, por elegirme pregonero de ésta Semana Santa de mi pueblo.

A Manuel Prados, por  su presentación y esas gratas palabras hacia mi persona, las cuales me llenan de ánimo para afrontar éste pregón.
¡Gracias Manolo!

Y como no, a mi mujer y mis hijos, por apoyarme y animarme para estar hoy aquí.


Prólogo

Era un sábado de agosto por la tarde cuando el Hermano Mayor de mi hermandad, Jesús Camacho, junto a varios componentes de la junta directiva me hicieron una visita en mi casa y me comunican que éste año habían decidido que yo fuese el pregonero de la Semana Santa de mi pueblo.

En ese momento todo fue nerviosismo, dudas e incertidumbre.
Mi primera respuesta fue negativa. ¿Por qué yo?
Un simple hermano que ayuda y aporta su granito de arena cuando sus compromisos laborales se lo permiten.
Las muestras de cariño por parte de familiares amigos y cofrades, y sus palabras de ánimo fueron motivo suficiente para seguir adelante y compartir con todos vosotros éste momento.

Aunque seguro que entre todos vosotros habrá personas con mucha más experiencia y vivencias que yo, aquí me encuentro para exponer éste humilde pregón e intentar contaros cómo he vivido la Semana Santa año tras año.

Permitidme que éste pregón se lo dedique a mi familia, pero en especial a dos personas. Uno de ellos con el que compartí mis primeras vivencias cofrades, formando parte de la junta directiva de esta hermandad, mi cuñado José María y el otro, un fiel compañero cada año en la mañana del Viernes Santo, mi hermano David. Además, agradecerle a los dos el esfuerzo que han hecho para estar hoy aquí acompañándome en éste día tan especial para mí.

Presentación

Pasé parte de mi niñez en Francia, donde mis padres, como muchos serranos y serranas, emigraron. He aquí donde me gustaría hacer un pequeño homenaje a todos ellos, especialmente a los que no pueden vivir éstas fechas en su pueblo, Sierra de Yeguas.

Al volver al pueblo, cuando yo tenía 9 años, mis padres nos contaban las tradiciones de la Semana Santa.
Mi padre, de Jesús. Mi madre, también; aunque ella siempre le ha gustado la Virgen de la Soledad. Mis hermanos y yo estábamos impacientes por que llegaran esas fechas y vivir nuestra primera Semana Santa vestidos de nazareno, ya que veníamos de un lugar donde ésta festividad no se celebraba, y todo era nuevo para nosotros.

¡Llegó el día! Ese viernes por la mañana.
Mi madre nos despertó más temprano que nunca.
En la habitación, una percha de madera de la que colgaban nuestras túnicas moradas.

A las nueve de la mañana salía Jesús y teníamos que estar en la plaza para presenciar tan emotivo momento.

Recuerdo ver personas llorando, otros se abrazaban con pena, y yo miraba a mi madre, también con lágrimas en los ojos, sin entender el por qué de todo aquello.

Pero el tiempo va pasando, y como padre, vas sintiendo aquellas emociones que de niño no lograbas entender.

Para vivir la Semana Santa hay que darle a Dios el primer lugar y participar en todas las celebraciones de éste tiempo litúrgico. Ésta semana comienza con el Domingo de Ramos.


DOMINGO DE RAMOS

¡Empieza nuestra Semana Santa!

Ya se oye el sonido de la banda por las calles.
Ese sonido que nos hace sentir nerviosismo, pena, alegría e ilusión a los más pequeños.
¡Cómo no! Es la procesión del Cristo de la Bondad, la que va acompañada por más niños.
¿Quién de nosotros no ha vestido a su hijo alguna vez de la “Pollinica”? Y ¿quién no la ha acompañado llevando la palma en una mano y cogida de la otra mano de su madre o su padre?

Al llegar  las seis de la tarde la gente se reúne en la plaza, las puertas de la iglesia están abiertas y apenas empieza a asomar la imagen del Cristo de la Bondad, cuando el silencio se interrumpe por los aplausos, por los vivas y por la música de la banda.  Éste paso tan bonito para todos, que aunque no es de los más antiguos, fue acogido por todos los serranos con gran entusiasmo y que representa la entrada de Jesús en Jerusalén a lomos de un pollino.

Y un año más acompañamos con nuestros niños al Cristo de la Bondad en su recorrido hasta que nos encontramos a las puertas de la Iglesia para su entrada. Y de nuevo entre aplausos y emociones, nos despedimos de Él pidiendo salud, como siempre, para poder estar ahí el próximo año.


LUNES SANTO

Llega el Lunes Santo a Navahermosa.
Allí nuestros vecinos esperan a que llegue la noche para sacar en procesión al Cristo de la Clemencia y el Perdón, y hasta allí nos desplazamos para acompañarle en ese silencioso Vía-Crucis que recorre las calles oscuras acompañado solo por el redoble del tambor y por los rezo y oraciones que se oyen en cada estación de penitencia.


MARTES Y MIÉRCOLES SANTO

Martes y Miércoles Santo, mujeres y hombres salen respectivamente portando la Santa Cruz con toda su fe y respeto.

Procesionando en silencio este Vía-Crucis, interrumpido solamente en las estaciones de penitencia, donde se oye alguna saeta que nos hace revivir el sufrimiento y sacrificio de Jesús.


JUEVES SANTO

Terminando la última cena, Jesús se retira para orar en el huerto que había en el Monte de los Olivos. Allí oraba de ésta manera:

“Padre, si quieres puedes quitarme éste sufrimiento y la muerte. Pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.”

Es la imagen que representa Nuestro Señor de la Humildad.

A las nueve de la noche del Jueves Santo, se abren las puertas del templo para que salga Nuestro Padre Jesús de la Humildad. No hay paso más sencillo y a la vez más hermoso que éste, donde se manifiesta como su nombre indica, la humildad de un hombre solo, abatido, pensativo, triste, pero decidido a dar su vida por nosotros.
Sus hermanos cofrades lo sacan despacio, lo mecen al compás de una saeta, y al llegar a la esquina, lo vuelven para recibir al Santísimo Cristo de la VeraCruz y María Santísima de la Esperanza.

Reina entonces el silencio. La plaza totalmente a oscuras. Sólo se ve la luz de los cuatro faroles que alumbran éste paso, y que nos ofrecen la bonita cara de la Esperanza, esa madre rota de dolor al lado de su hijo crucificado.
Se oye el sonido de una corneta, y poco a poco y muy despacio van saliendo, rompiéndose entonces el silencio por el aplauso de todos los serranos que con el sentimiento a flor de piel los reciben.

Ya el Jueves Santo, antes de acostarme, repaso que todo esté preparado para el Viernes Santo, mi día, en el que salgo de Nazareno con mi hermandad.


¡Y LLEGO EL VIERNES SANTO!

Antes de las siete de la mañana ya estoy en pie, me pongo mi túnica y bajo a la Casa Hermandad. Allí todos los hermanos miran a ver qué remúa les ha tocado. Se palpa esa ilusión y esas ganas de portar a hombros a nuestro titular.

¡Ya se oye la banda!

El Hermano Mayor con voz alga guarda silencio y se oye al mayordomo decir:
“¡Vamos, que tenemos que estar a las ocho en la puerta de la iglesia!”

Empieza el pasacalle. Con mi antifaz puesto observo cuánta gente se asoma a sus puertas para ver pasar a los hermanos de Nuestro Padre Jesús Nazareno y de la Virgen de los Dolores.

(Banda – “Resurrección”)

Los hermanos nazarenos se agolpan en la puerta de la iglesia.

El Hermano Mayor da tres golpes en la puerta.

Sacerdote: “¿Quién llama?”
Hermano Mayor: “Los hermanos de Jesús Nazareno”
Sacerdote: “¿Qué queréis?”
Hermano Mayor: “Honrar a nuestro Sagrado Titular”
Sacerdote: “Santo y Seña”
Hermano Mayor: “Jesús murió y resucitó por nosotros”
Sacerdote: “Abrid las puertas”

Y da comienzo el Sermón de Jesús.

Finalizando éste acto, los hermanos nazarenos se posicionan en los varales del paso. El mayordomo está nervioso y se dirige a todos los portadores de trono diciéndoles:
“¡Vamos  a sacarlo de rodillas, como Él se merece!”

Todos quieren colaborar en esa emotiva salida.
A mí me ha tocado el encuentro. Me dirijo a la puerta para verlo salir y es cuando me doy cuenta la de gente que al ver a Jesús atravesar el pórtico de la iglesia le florecen todos esos recuerdos que les hacen emocionar. Es para mí un pasaje de éste Viernes Santo en el cual me viene a la memoria momentos y vivencias, que de una forma u otra, ya no puedes vivirlas, pero que no se olvidan nunca, como es el caso de mi fiel compañero de trono, mi cuñado José María, junto con Mancheño.

Durante la procesión llega el primer encuentro, en la casa hermandad de la Virgen de los Dolores, Su Madre. Esa madre esperando a su hijo para acompañarle en su doloroso recorrido cargando la Cruz hacia el Monte Calvario.

A escasos metros de éste encuentro, siguiendo con este Viernes Santo, no puedo dejar de mencionar una visita obligada cada año en la Calle Nueva, y es en la casa de Bernardo, que nos dejó no hace mucho. Era un día especial para él y para nosotros. Verse rodeado de esa directiva de la hermandad de la Humildad y sus amigos.  Agradecerles a su mujer y sus hijos su atención. En especial a ti, Bernardo. Gracias por esos momentos de Viernes Santo que nos hiciste pasar juntos y desde aquí hacerte saber que seguiremos haciéndote esa visita cada año, como si estuvieras en aquel sillón ofreciéndonos todo cuanto estaba en tus manos.
Después de ésta grata visita, sigo en procesión acompañando a Nuestro Titular y su Madre.

Durante el recorrido son innumerables las paradas obligadas para escuchar a los saeteros y saeteras de nuestro pueblo. Esas oraciones cantadas con tanto sentimiento.
Desde aquí quisiera hacer un acto de reconocimiento a todos ellos, ya que Sierra de Yeguas puede presumir de muy buenos saeteros, incluso de tener nuestro estilo propio de saeta.
Podría mencionar a muchos de ellos. Recuerdo cantar junto a Antonio “El Niño Mariano”, a “Frasquito” Trujillo una de sus saetas.
He aquí una muestra de ello:

(Saeta – Antonio Solís)

“Paloma Blanca y Divina
Arranca tu raudo vuelo
Pá quitarle las espinas
A Jesús Nazareno”

Martinete Serrano de Francisco Trujillo.

Tras recorrer más de la mitad del itinerario, pasado el Ayuntamiento, nos acercamos a uno de los momentos más esperados. Se presagia que llega el encuentro. Momento en el que Jesús vuelve su mirada lentamente hacia atrás y ve a su Madre llorando, caminando despacio hacia Él.
Cada vez está más cerca. Son momentos de tensión. Todos allí presentes se reúnen para ver ese encuentro entre vítores y aplausos.
En mi recuerdo tengo el año en el que fui mayordomo, hermoso momento, experiencia única e inolvidable. Fue una gran responsabilidad pero a la vez un privilegio poder estar en primera fila viviendo esos momentos tan emotivos.

Cuando termina el encuentro, Jesús y su Madre siguen su procesión y ya llegando a la iglesia, tengo la sensación de que todo ha pasado en un tiempo muy breve. Ya estamos en la plaza de nuevo. El mayordomo da tres golpes a la campana y empieza a sonar el himno, lo que nos indica que es momento de la entrada de Nuestro Padre Jesús Nazareno al templo. Nuestra Señora de los Dolores sigue su camino hacia su casa hermandad.

Ya dentro de la Iglesia, todo son vivas y muestras de gratitud y elogio a Nuestro Sagrado Titular. Echo de menos cuando años atrás, la Virgen de los Dolores hacía su entrada en el templo y una vez terminado todo, dentro de la iglesia nos uníamos unos hermanos con otros en acto de hermandad dándonos un apretón de manos.

Y así acaba la mañana del Viernes Santo.

Ya avanzada la tarde doblan las campanas.
Es noche de duelo, de silencio, de dolor. Sale el Santísimo Entierro de Cristo y María Santísima de la Soledad en una noche que siempre suele ser muy fría y desapacible como si esto nos indicase la tristeza que se vive en momentos. Nuestro Señor se procesiona muerto seguido de Su Madre que sola llora su amargura.

Virgen de la Soledad

Eres viva imagen
De un alma deshecha.
Caminando a paso lento
Tras tu hijo que yace muerto.
Sola lloras y en silencio
La pena que llevas dentro.
No hay dolor comparable
Al que pueda sentir esa madre.
Soledad, Madre Nuestra,
¡Como tanto dolor
Refleja tanta belleza!


DOMINGO DE RESURRECCIÓN

Y tras el Sábado de Gloria, llegamos al último día de celebración de ésta Semana Santa, el Domingo de Resurrección.
Un día grande en Sierra de Yeguas donde al contrario que en días previos, los serranos salimos con alegría para celebrar la resurrección del Señor y despedir así nuestra Semana de Pasión llenos de esperanza y deseando estar aquí de nuevo el proximo año.

Aprovechando ésta oportunidad que tengo, mis últimas palabras son, que en ésta Semana Grande hagamos gala de hermandad y no seamos meros espectadores. Hagamos nuestra la Pasión de Cristo, Nuestro Señor y hagámosla sentir a los demás con nuestro ejemplo.


Muchas gracias. Buenas noches.

PRESENTACIÓN DEL CARTEL

A continuación, ruego silencio para dar paso a la presentación del Cartel de Semana Santa de Sierra de Yeguas 2013.

A pesar de éstos momentos tan difíciles que estamos atravesando, Él nos guiara por el buen camino.


NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO.

martes, 21 de marzo de 2017

Anuncio de la celebración del Cabildo General 2.017 y Comida de Hermandad


Anuncio de la celebración del Cabildo general y Comida de Hermandad.

Como todos sabéis en cuaresma celebramos el tradicional Cabildo General y de Cuentas, este año por diversos motivos la Junta Directiva de vuestra hermandad a tomado la decisión de celebrarlo el Domingo 26 a medio día, aprovechando ademas para realizar la comida de hermandad ya tradicional en las cuaresmas de nuestra cofradía, aprovechamos esta entrada para informaros de tales actos.

El Domingo 26 de Marzo, a las 12.30 h  DM, tendremos el Cabildo General y de Cuentas 






Seguidamente, y aproximadamente a las 14.00 h tendremos la ya tradicional  Comida de Hermanos, donde se ofrecerá paella gratis y la bebida a precio simbólico para los asistentes.



Que buena pinta ¿verdad?, pues ya sabéis allí os esperamos.

Pregón de la Semana Santa Sierra de Yeguas 2012


Pregón Semana Santa Sierra de Yeguas 2.012


Este acto fue organizado y presentado por la Hermandad de Santísimo Cristo de la Vera-Cruz y María Santísima de la Esperanza, y el encargado de hacerlo fue un hermano cofrade de esta hermandad, anteriormente miembro de la Junta de Gobierno de la misma, D. Manuel Prados Moreno, en la Parroquia Inmaculada Concepción de nuestra localidad, el día 25 de Febrero de 2.012.


Prologo

Me llamo Manuel Prados Moreno, soy un cofrade serrano y aquí estoy, en un lugar que siento como si fuese mío.

Teniendo muchas dudas e incertidumbres de que aquello por lo que se me invita a hablar aquí esta noche.

Que se solamente una definición de la palabra o una mezcla de sentimientos comunes hacia nuestros titulares.

Y sintiéndome portador de la responsabilidad y siendo consciente del valor y la confianza que mi hermandad a depositado en mí.


Salutación/Saludos

Señor Reverendo Cura Párroco, Señor Alcalde y demás Autoridades, Hermanos Mayores y Directivos, Hermanos Cofrades, Rubén, Familiares y Amigos.
Este pregón me lo habéis hecho todos y cada uno de vosotros.

¡¡Buenas Noches!!

Sean mis primeras palabras para agradecer a la Hermandad del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz y María Santísima de la Esperanza el alto honor para con mi persona, al designarme como pregonero de la Semana Santa de Sierra de Yeguas.

A Manolo por su gran presentación.

A Alonso Torres Rengel  (Carlos) por esos años que han sido tantos guiándome, y junto a ti me has hecho un buen cofrade de lo cual me siento muy orgulloso.

A mis padres, porque de ellos vengo y de ellos soy, y porque de ellos he heredado el gusto de la Semana Santa, herencia que me ha aportado infinidad de satisfacciones, entre ellas la más grande, el estar hoy aquí para ofreceros este mi humilde pregón.

A mis buenos amigos Paco y Reyes por su gran ayuda en este pregón y por su gran amistad.

Y o sería del todo justo si no agradeciera públicamente su dedicación, su apoyo y su paciencia a mi esposa. Charo.


Pregón

Era mediados de agosto cuando salía de trabajar y salió a mi encuentro Juan José Oliva, presente hermano mayor de mi hermandad.

Y  me ofreció ser pregonero de la Semana Santa del año que corre. Entonces no os podéis ni imaginar de mezcla y cúmulos de sensaciones que sentí en ese momento la primera sensación “tierra trágame”, el resto ya os lo podéis imaginar vergüenza, nerviosismo, miedo, incertidumbres, temblor de piernas y negación, “mi primera respuesta.”

Alegría, capacidad, felicidad, porque si lo quería hacer y con coraje, con cariño, con humildad y con la firme determinación de quien se siente orgulloso de ser parte de esta tierra. Aquí me encuentro siendo consciente de que poco os podre enseñar de nuestra Semana Santa ya que entre nosotros habéis muchas personas que me podéis enseñara mí.

Ya llega la primavera, y como cada año los serranos no nos cansamos de contemplar con la inocencia y el asombro de nuestra niñez ¡Con entrega y con pasión! Todo lo que acontece en nuestra semana mayor.

Es cuaresma, y es hora de vivirla, siete hermandades penitenciales llenaran sus días e invadirán nuestra calles, pero en este recorrido no estoy solo, hoy quiero llevar a un niño de la mano, un niño, al cual quiero contar como siento la Semana Santa de Sierra de Yeguas.

Como desde mi niñez, cada hermandad me ofrece esos momentos que año tras año me siguen emocionando.


Domingo de Ramos

Como cada Domingo de Ramos, cuando muchos serranos nos agolpamos a las puertas de la iglesia y se deja oír la primera banda tocando, a algunos se nos agarra un pellizco en el corazón “Ya está aquí la Semana Santa”.

Hace 27 años las calles de Sierra de Yeguas se trasformaron en calles empedradas de la ciudad Santa de Jerusalén, cuando con alegría y triunfo entraste en nuestro pueblo, multitud de niños, palmas y olivos así los serranos te aclamamos y recibimos siendo el prólogo y las puertas de nuestra Semana Santa.

Ya sale nuestra “pollinica”, Jesús de la Bondad, a lomos de su pollino, resplandece la tarde, filas desordenadas por la inquietud de tus pequeños, pero grandes hermanos porque en ellos se refleja la inocencia, sencillez y humildad de esta hermandad que ningunos deberíamos de olvidar, como olvidar no quiero, que desde aquí haga una pequeña mención a una persona que con coraje y constancia supo estar al frente de la hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Bondad, siendo así la primera hermana mayor en la historia de nuestra Semana Santa, abriendo las puertas a otras mujeres.
“Gracias Melli” por tu dedicación.


Lunes Santo

Lunes Santo, “Navahermosa” otra hermandad que se une para engrandecer nuestra Semana Santa y otra mujer como hermana mayor.

Noche fría, calles oscuras, luz tenue de velas en ventanas, redoble de tambor, y un silencio sepulcral entre murmullo de rezos.

Alumbrado por cuatro hachones, el Santísimo Cristo de la Clemencia y el Perdón hace su estación de penitencia de un modo muy peculiar, muy íntimo diría yo. Este camino doloroso se realiza recordándonos el Vía-Crucis que en su día el recorrió por nosotros. En cada estación los fieles que lo acompañan parecen sufrirlo junto a él, parecen compartir su Cruz.

Poco puedo contar de esta hermandad pues tan solo tiene cinco años. Cinco años que esta hermandad sale a la calle, hermandad de la cual me siento muy orgulloso de pertenecer y a la que desde aquí invito a todos para que podáis vivir, sentir y ver ese “Cristo” procesionando como antaño representando el  fervor, la pasión y devoción de la Semana Santa.


Martes y Miércoles Santo

Como ese Martes y Miércoles Santo en nuestro particular Vía-Crucis donde mujeres y hombres respectivamente representan la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo junto a una Cruz desnuda, pero no menos dolorosa, una Cruz deteriorada por el paso de los años, y a la vez renovada cada año para que serranas y serranos depositemos en ella nuestra Fe.


Jueves Santo

Como no con nerviosismo vivo en Jueves Santo este es el día de mi hermandad, es decir mi día.

Son las 8 de la tarde y después de un agitado día me pongo mi túnica que como cada año antes mi madre y ahora mi mujer me esperan para ayudarme a vestir y que no me falte nada, ya estoy listo y salgo siempre ligero, no quiero que se me haga tarde y me dirijo a la casa de mi Hermano Mayor, ya hay algunos hermanos esperando y poco a poco van llegando todos, ya estamos preparado y esperando ver como llegaba un pequeño gran hombre al que todos recordaremos “Isidoro” que viene portando el estandarte de su hermandad. Ya nos vamos ya estamos realizando junto a los hermanos de Jesús de la Humildad nuestro pasacalles hasta la iglesia.

Ya está saliendo Nuestro Padre Jesús de la Humildad y yo desde dentro siempre detrás de ti, escucho los primeros aplausos, los primeros vivas.

Jesús de la Humildad no tengas pena, ¡mi Cristo!, que en esta trágica noche de soledad tan amarga, tus hermanos están contigo y seguro que desde el cielo en ese Palco de Honor Dolores Segovia nunca te abandonará.

Ya se apagarón las luces,
“vamos Antonia vamos para fuera que ya vienen”.
“Ande ta mi mario, mi mario ande ta”
Tranquila Antonia, Bartolo como todo losa años va detrás, venga vamos.

(Suena el solo de corneta)

Ya salen el Cristo de la Vera-Cruz y junto a Él su madre Virgen de la Esperanza.
Ahí está, ahí está el Crucificado, contemplarle, es Cristo, dueño y señor de cielos y tierra que desde la altura de la Cruz lo contempla todo, lo mira todo.
La mirada, Cristo, se te vuelve vidriosa, a través de las lágrimas, la buscas, “MADRE”.

Entre el silencio una pequeña brisa de alegría porque han visto los ojos de María clavados en sus ojos y en el dolor de la Cruz.

María, Virgen de la Esperanza, que mirada tan triste, en tu cara lágrimas derramadas pro los clavos que sujetan el cuerpo de tu hijo y aunque con expresión dolorosa en su semblante por la pena y el sufrimiento, tiene en su dulce mirada una sonrisa de agradecimiento para los serranos.

Esta hermandad, sencilla señorial, esperanzadora y a l vez tan humilde, fijaros como durante la estación de penitencia cada años, se preña la luna, y sale a ver el paso de misteriode nuestro sagrados titulares y contempla con gran privilegio el arrecojimiento y la serenidad con la que os llevan vuestros hermanos portadores.

Otra sensación desde que acompaño a mi hermandad, la cual nunca abandono desde mi infancia, es ver la silueta reflejada y ensombrecida de Cristo y su Madre Esperanza en el callejón de Benítez en ambas paredes.

¡Que corto se ha hecho también este año!, ya volvemos al templo, con rabia y coraje me despido, pero, no tengáis pena, que como bien sabéis, no hay día que vea las puertas abierta para que venga ante vosotros y que siempre me recordéis a ti padre y a ti madre que siga siendo un buen cristiano y buen cofrade.


Viernes Santo

Cuando llega la mañana del Viernes Santo, frente a las puertas del perdón, junto y debajo de la palmera, envuelto en el sonido de los trinos de las primeras golondrinas, y esperando con los primeros rayos de sol ver salir a Jesús Nazareno. Como con las rodillas en el suelo, esos tus hermanos te presentan ante tu pueblo, cargando esa pesada Cruz donde van nuestros pecados.

Nazareno es tanto el respeto que te tengo, que me cuesta trabajo hablar de ti, prefiero que no me veas, ser tu cirineo, pero que no lo sepas, no vuelvas la vista atrás, no podría soportar tu mirada de dolor, pero de amor y perdón infinito.
Este pueblo te adora, este pueblo confía en ti, y te lo agradece con sus promesas, pies descalzos, hábitos morados que te acompañan para suavizar tu dolor.

Ya se está escuchando la Saeta ¿Quién es?
“Mare abre las ventanas, que pasan las cofradías.”

Es “merenguer” que no ha querido perderse la salida de Jesús. Otra saeta, van seis, ya se escucha a mi alrededor el murmullo de la gente ¡que si son pesaos! ¡que porque no se dejan para más adelante! ¡que el recorrido es largo!

Pero, creo, que no debemos renunciar, a escuchar esas, plegarias, y rezos que con gran fervor ponen nuestros saeteros y entre todos apoyar la Saeta en Sierra de Yeguas e inculcarlo a nuestros jóvenes cofrades.

Sigue sin mirar para tras padre mío, que yo como cirineo no sé, si consigo tapar tanto dolor, tanta amargura, tanta pena y tristeza reflejada en la cara de tu madre, que como su nombre indica “Dolores”.

Un misterio, pero también una evidencia, que necesitamos el dolor para crecer y tú sabes de ese dolor mejor que nadie, que tu dolor no me impida pregonarte las bellezas que luces por nuestro pueblo, donde eres acogida con el cariño y desvelo de nuestra gente sencilla, como con la misma sencillez que tu hermano mayor “José González Valencia” te acompañó durante tantos años y seguro también te acompañara en la mañana del Viernes Santo detrás del crespón de honor de los salientes del cielo.

Murmullo, gentío, empujones, “balcones abiertos”.
Todo listo, la madre ve a su hijo, esa madre con serenidad, paso tranquilo, para no ver el dolor y sufrimiento en la cara de su hijo, pero no tiene más remedio que llegar a su encuentro, aún más desesperada de dolor como he dicho antes, el dolor hace crecer, y como madre que es, lo soporta todo, se acerca, lo mira y con sus mirada sin darnos cuenta lo alivia, para que siga su calvario, porque ella es consciente que todo a de cumplirse.

Los cofrades gozamos de un valor añadido, ya que llegamos a nuestros jóvenes, somos lo que más noticias de temas religiosos aportamos a nuestros jóvenes.

Sin embargo a veces también son noticias negativas y ahí os sacudo y me sacudo a mí, quedarnos con lo externo en el lujo delos pasos, casas hermandades o pelearnos en público puede ser tomar el nombre de Dios en vano, “es hacerle un flaco favor a Jesús” demos ejemplo, y formemos a nuestros jóvenes cristianamente.


Viernes Santo noche

Silencio, Cristo a muerto
(Sonido de matraca)

Este ronco sonido vestían las campanas de luto, por un instrumento tan peculiar como era la “matraca” que en las manos de un gran hombre apreciado por todos, salía a las puertas de la iglesia llamando a los feligreses para el inicio de los Santos Oficios, un hombre bueno como era “Antonio Anono”.
(Sonido de matraca)

Llanto, dolor, sufrimiento, maltrato, cadenas, látigo, clavos, espinas, ya todo paso, solo queda oscuridad, tristeza y resignación, se acerca sigilosamente entre tiniebla y luz tenue.

“Alonso”, este año tampoco necesita “carro ni ruedas”, solo el amor de sus cofrades que a hombro parten en silencio, a que les deis un poco de amor, un trozo de corazón y os santigüéis al tiempo que lo pidáis por los que ya han muerto.

Tu cuerpo postrado encuentra a su paso el fervor de la gente que amina para llevarte de nuevo a la iglesia, donde descansas, y cerrar con la piedra maciza de la Fe el reposo del Redentor.

Y tras de ti la vivía imagen de la Soledad por el hijo muerto. Aquí llega la madre, ha quedado sola, la profecía se ha cumplido y ahí va la Virgen de la Soledad llorando a su hijo.

¡Ya no estás sola, Madre! Tu triste Soledad, la comparten contigo tus hijos, tu hermandad. ¡Ya no estás sola, Madre! Tambiénestá contigo mi voz de pregonero.


Domingo de Resurrección

Y con júbilo y alegría llegamos al Domingo de Resurrección, la vida vuelve a vencer a la muerte, y todos juntos celebramos a “Cristo Resucitado”.

He aquí mi pequeño homenaje a todos esos cofrades que ya no están con nosotros, pero que he tenido siempre presente cuandoescribía este mi humilde pregón, vaya por todos ellos.

Finalmente me gustaría insistir en que esta es una Semana Santa de todo el pueblo.
Una Semana Santa en la que ha sido el pueblo llano el que continuamente ha ido mostrando el camino.
Una Semana Santa donde todos somos protagonistas.
Una Semana Santa donde todos tenemos mucho que aportar.

Qué duda cabe que tenemos personas que destacan por su valía intelectual  o personal, hoy tenemos muchas en este templo y a las que debemos reconocer su valiosa aportación, pero por cada uno de ellos tenemos muchos hermanos anónimos que uno tras otro, uno junto a otro le dan el corazón, la vida y la luz a nuestro tesoro.

Al final ¿Se olvidaran de ellos? No importa, se habrán ido con el corazón abarrotado de cariñó y la conciencia limpia y orgulloso del deber cumplido.

Pero ahora que puedo, ahora que os tengo a muchos aquí
Ahora…. Os voy a dar las gracias.
A los que estáis, y a los que no están.
A los que ya estuvieron y a los que seguro vendrán.
¡Gracias! ¡Gracias de todo corazón!

Sierra de Yeguas, Cuaresma , 2012.


Y a continuación tengo el honor de presentar el cartel que este año representa mi hermandad.
Sierra de Yeguas
Aquí está.

Cristo, Esperanza
la noche del Jueves Santo
tu pueblo te reza y canta